PsychoDysbiosis – Psicodisbiosis

PsychoDysbiosis – Psicodisbiosis

¿Puede alterar nuestra mente a nuestra flora intestinal?

Han corrido ríos de tinta desde que saltaron a la palestra los psicobióticos. El término psicobióticos fue acuñado a finales de octubre por Ted Dinan Professor de Psiquiatría en la University College Cork en Irlanda y sus colegas del departamento de psiquiatría de la Universidad.

Según ese trabajo publicado en la revista Society of Biological Psychiatry un psicobiótico es: “Un organismo vivo que al ser ingerido en cantidades adecuadas produce un beneficio en la salud de pacientes que sufren enfermedades psiquiátricas”.

Una investigación que se está desarrollando desde 2013 trata sobre el papel de la microbiota (flora intestinal) en el comportamiento social, corroborado en varios estudios recientes en animales de experimentación. (Desbonnet L et al., Mol Psychiatry. 2013).

En un estudio publicado en abril de 2013 en el primer número de la revista Journal of Probiotics and Health (West R et al.), realizado en un total de 33 niños y adolescentes con trastornos del espectro autista TEA que durante a investigación recibieron durante un total de 6 meses una mezcla de 5 cepas de probióticos (Delpro®), se observó con este estudio que, además de aminorar en estos pacientes su sintomatología digestiva, se apreciaba también una evidente mejora en los ítems de comportamiento de la escala ATEC, una escala de evaluación de severidad del autismo. En esta escala es donde se valoran parámetros como el lenguaje, la sociabilidad, el aprendizaje o la conducta.

Estas teorías e investigaciones abren la puerta y dan pie a una nueva vuelta de tuerca sobre como los microorganismos de nuestra microbiota (flora intestinal) afectan a nuestras emociones…

Recientemente un grupo de expertos en probióticos y expertos en biología y microbiología del departamento de I+D+I de la compañía Healthy Help Corporation liderado por D. Jose Antonio Sánchez ha venido a acuñado el término Psicodisbiosis para presentar un trabajo que versa sobre como las emociones afectan a nuestra microbióta, es decir el proceso inverso. ¿Entonces? pueden nuestras emociones influir en los microorganismos que habitan en nuestro interior…

living-microorganisms-in-therapy-9-638

A esta pregunta el propio D. Jose Antonio Sánchez nos responde con un ejemplo muy simple:

“Un ejemplo muy sencillo es el síndrome de intestino irritable (SII), una patología que se incrementa tanto por inestabilidad emocional como por hábitos alimenticios, entonces vemos que el origen puede estar en la microbiota o en las emociones”

“otro ejemplo es el estreñimiento espástico asociado comúnmente a problemas emocionales y que claramente determinan una disbiosis intestinal,  no incluida en el CIE: Clasificación Estadística Internacional de Enfermedades y Problemas Relacionados con la Salud, no obstante desde 2014 aparece entre los nuevos descriptores en la U.S National Library of Medicine. Entonces, si una disbiosis puede ser emocional deberemos empezar a usar el término Psicodibiosis (Psychodysbiosis)”

microbioma_humano_740x444

Desde 2010 se han realizado estudios muy homogéneos en relación al SII, en adultos y niños. El excelente metaanálisis de Moayyedi recalca que los probióticos, han resultado eficaces, aunque queda por concretar qué cepas son las más efectivas.

Sobre este nuevo concepto y el estudio realizado por la compañía Healthy Help Corporation liderado por D. Jose Antonio Sánchez se impartirá este sábado 3 de diciembre una conferencia a las 19.30 en el IV Congreso de Medicina Integrativa que se celebrará en el Hotel Ciudad de Vigo en Vigo, Pontevedra.

La conferencia la impartirá el propio D. Jose Antonio Sánchez autor del libro: Limpia tu intestino de mierda en el cual ya se acuña desde 2015 este término y durante su exposición versará sobre la conexión entre cerebro/mente y microbiota (flora intestinal). El concepto psicodisbiosis intestinal y psicobióticos (Intestinal Psychodysbiosis and Psychobiotics), será sin duda un nuevo paradigma del que oiremos hablar mucho en el mundo de la salud intestinal.