Cerebro y memoria sana con alimentación balanceada

La mayoría de nuestras funciones motoras se encuentras relacionadas de manera estrecha con una buena alimentación, sana y balanceada, y esto ocurre también con las funciones cognitivas del cerebro, especialmente la memoria.

Tan importante llega a ser, que ya muchos estudios achacan la aparición del Alzheimer al escaso consumo de nutrientes fundamentales para el cerebro, sustituyéndolos por un gran consumo de grasas saturadas.

La verdad es que el cerebro funciona más eficientemente cuando es enriquecido por determinados alimentos naturales que mejoran la capacidad de atención, la memoria y la concentración. Por lo que es importante mantener una alimentación adecuada, rica en alimentos que contribuyan en el funcionamiento neuronal. Estos nutrientes podemos incluirlo en la dieta diaria o como una merienda regular.

También es importante para que nuestro cerebro funcione de la mejor manera, cuidar algunos errores que cometemos a diario, que afectan su mejor desarrollo y capacidad, y que deberían ser un hábito, como lo es el descanso diario, dormir al menos 8 horas; de esta manera contribuimos al descanso del cerebro y la salud en general. Debemos hacer a un lado las rutinas estresantes y la falta de tiempo para descansar y dormir bien.

Después del descanso, debemos tomar el desayuno, no podemos dejarlo a un lado, requerimos de iniciar el día con los nutrientes básicos que aportan la energía necesaria para el cerebro, y poder funcionar todo el día de manera óptima.

Los ejercicios o el deporte te ayudan a mantener oxigenado el cerebro además que te brinda otros beneficios para la salud en general.

Es vital evitar el consumo de grasas saturadas ya que son un gran enemigo de nuestro cerebro, quienes acompañadas de los ácidos grasos afectan la salud vascular cerebral. El alcohol por su parte, ayuda a deteriorar el sistema nervioso, y como resultado de esto perdemos capacidad de concentración, dejando de existir algunas conexiones entre las neuronas las cuales son necesarias para poder fijar recuerdos en nuestra memoria.

Otros alimentos que afectan el sistema nervioso al comerse en exceso son las carnes rojas y el queso curado, por lo que debemos cuidar no exagerar su consumo.

Esther R.

Deja un comentario