Planetas errantes en nuestra galaxia ¿existen, que significan?

Más allá de nuestro sistema solar, se han descubierto cantidades de exoplanetas, donde muchos de ellos son detectados por sus estrellas madre, pero hay muchos que vagan por la Vía Láctea como una forma de “planetas errantes” o “exiliados solares”, ya que fueron catapultados fuera de sus sistemas nativos por objetos intrusos o cataclismos, mientras otros nacen en el medio interestelar sin una estrella madre.

Estos planetas errantes también se les conoce como nómadas o huérfanos, y se estima que son miles de millones que rondan a la deriva por nuestra Vía Láctea.

La presencia de estos planetas han despertando la inquietud de los científicos, ya que están envueltos en un misterio relativo, ya que dejan pocos rastros de su presencia. Los planetas ocultos sin estrellas de la Vía Láctea son un grupo inexplorado que pueden ayudar a esclarecer diferentes aspectos y misterios del universo que van desde la evolución de los sistemas estelares hasta la presencia de la vida extraterrestre.

Un estudio logró determinar que los planetas errantes de la escala de Júpiter son muchos más raros, ya que existe la probabilidad que exista una enorme población de mundos nómadas del tamaño de la Tierra, con un estimado de dos por cada estrella de secuencia principal.

Las mediciones de microamplicación gravitacional, aportan mucha información a los científicos, permitiendo construir un censo de planetas errantes y una mejor compresión de los mismos. De esta manera, se puede mejorar las técnicas de detección que de alguna manera pudiera perjudicar a la Tierra y restringir las teorías de formación de planetas.

Otras investigaciones basadas fundamentalmente en la técnica de microampliación podrán ayudar a restringir las teorías de formación de planetas, siendo posible vislumbrar señales distorsionadas u oscuras, y determinar posibles colisiones o peligros con la Tierra.
20
Estos primeros pasos fueron liderados por Przemek Mróz, estudiante de doctorado del Observatorio Universitario de Varsovia, y un grupo de científicos, donde analizaron las curvas de luz de casi 50 millones de estrellas observadas entre 2010 y 2015.

Esther R.

Deja un comentario