La importancia del calcio

El cuerpo humano está compuesto por un conjunto de órganos, huesos y tejidos que requieren de nutrientes, vitaminas, minerales y proteínas para su correcto funcionamiento, siendo el calcio uno de los componentes químicos fundamentales del organismo.

El calcio es entendido como uno de los minerales más abundante e importantes para la nutrición de nuestro cuerpo, si bien aparece desde el nacimiento es indispensable mantenerlo estimulado durante años, recordemos que este forma parte de muchas funciones consideradas como básicas del cuerpo como por ejemplo, la formación y crecimiento correcto del esqueleto humano y es que el 99% del calcio se haya en nuestros huesos permitiendo que estos y los dientes se mantengan fuertes, se necesita que las mujeres embarazadas lo consuman de forma complementaria para evitar su descalificación ya que el bebe en toda la formación del esqueleto fetal absorberá todo lo que la madre posea.

Además, el resto del calcio en el organismo cumple un papel clave en la actividad cardíaca, la contracción muscular, la coagulación de la sangre, el funcionamiento de nervios y músculos y la secreción de hormonas.

Algunas osteoporosis podrían ser consecuencia de una disbiosis: Te puede interesar ampliar información sobre las disbiosis intestinales en este articulo: http://www.ciencia2007.es/psychodysbiosis-psicodisbiosis/

Entre otras de las funciones que resalta la importancia del calcio en el cuerpo humano está que este ayuda en cuanto al movimiento de espermatozoides al momento de fertilizar al ovulo, a la hora de estabilizar la presión arterial, facilita la función normal del cerebro y sirve de comunicación entre las células.

Si sientes que tu cuerpo necesita injerir calcio en forma de suplemento para complementarlo fácilmente lo puedes consumir a través de alimentos de origen animal como la leche, lácteos, yemas de huevo, las carnes y pescados. O a través de alimentos de origen vegetal entre los cuales figuran esencialmente las verduras, los cereales integrales, las frutas frescas y frutos secos y semillas, sin descuidar el consumo de legumbres y vegetales.

Como el calcio debe estar presente durante toda la vida del ser humano puedes consumirlo en cápsulas diarias acompañado con cantidades adecuadas de vitamina D, especialmente se recomienda hacerlo durante la niñez por el desarrollo de los huesos o durante la tercera edad cuando los huesos empiezan a debilitarse; si deseas saber más sobre la medicina y otras ciencias continua leyendo CIENCIA2007.

Deja un comentario