Según un estudio el tiempo libre podría llegar a agobiarnos

Últimamente nuestro estilo de vida puede haber sido algo más estresante en estos años. Con la incipiente crisis sobre nuestras parejas hemos variado nuestros hábitos: trabajamos muchas más horas y esto nos lleva a no tener tanto tiempo libre para nosotros. Con esto hemos conseguido que nuestra cabeza esté llena de problemas a los que no sabemos muy bien cómo enfrentarnos.

Sin embargo, todo esto cambia cuando tenemos unos días libres (ya sean vacaciones o cualquier otra festividad); utilizamos hasta el último segundo para poder desconectar de todo.

Ahora bien… ¿hasta qué punto estamos disfrutando del momento? ¿Realmente llegamos a calmar nuestras ansias de estar en activo todo el tiempo?

Muchas personas pueden llegar a sentir una sensación de agobio al estar siempre en la búsqueda de nuevas experiencias mucho más atractivas… esto puede llegar a ser un problema ya que no nos solemos contentar con lo que tenemos y con donde estamos.

Esto, explicado de forma científica, nos viene a decir que el cerebro está expulsando de forma constante dopamina. Con esto se asegura de estimularlo para que el hombre pueda llegar a conseguir sus objetivos. Si no fuera por esto, el hombre jamás se atrevería a tomar decisiones: jamás habría llevado a América o se habría apostado en la luna.

Una desconexión que parece imposible

Por mucho que creamos que hemos desconectado, casi nunca es así. Al fin y al cabo estamos rodeados de teléfonos móviles, de Internet, de todo tipo de noticias o eventos que se comparten a través de las redes sociales, de emails… es por ello por lo que dará igual a qué lugar del mundo podamos llegar, siempre estaremos al lado de nuestro teléfono móvil que será el dispositivo encargado de poder devolvernos a la realidad.

El problema de esto es que se convertirá en una adicción. El mejor consejo que te podemos dar para poder combatir este estrés es pasar de ser un mero espectador al protagonista absoluto. Por ejemplo: imagina que vas a ver un partido de fútbol. Puedes estar de parte de tu equipo y animarlo en todas sus decisiones, lamentar su derrota o saborear su éxito sintiendo una alegría intensa. Sin embargo, no tendrá ni punto de comparación sobre el hecho de jugar un partido de verdad. Si quedas con tus amigos para jugar el partido, o cualquier otro tipo de actividad relacionada, podrás disfrutar como nunca lo has hecho.

Una de las formas más interesantes de poder relajarte y dejar todo tu mundo atrás es a través de terapias naturales y similares. Cada vez podemos encontrar más cursos de formación sobre todo tipo de masajes por lo que seguro que habrán profesionales que están esperando poder ofrecernos sus servicios.

Nosotros te recomendamos que, si estás pasando un momento complicado de tu vida en donde necesites desconectar antes de que todo vaya a mal, haz nuevas actividades para mantener la mente ocupada y así disfrutar al máximo de todo.

Deja un comentario