La órbita de la Tierra se deforma por Júpiter y Venus

No es algo nuevo, la órbita de la Tierra ha estado alterándose por Júpiter y Venus por al menos 215 millones de años. Así lo confirma un estudio, el cual fue publicado en las Actas de la Academia Nacional de Ciencias. Los científicos confirman la antigua hipótesis de que la órbita de la Tierra está deformada por la atracción gravitacional de estos planetas en un cico que se repite cada 405 mil años.

Los autores del estudio se encargaron de extraer rocas en Arizona formadas en el Triásico tardío del Parque Nacional del Bosque Petrificado; y muestras procedentes de Nueva York y Nueva Jersey de núcleos profundos de los suburbios.

Los resultados indican que el ciclo de 405 mil años es el patrón astronómico más regular relacionado con el giro anual de la Tierra alrededor del sol. Tras cada ciclo los tirones gravitacionales de Júpiter y Venus alargan ligeramente la órbita de la Tierra, siendo un patrón constante que influye en el clima del planeta.

Dennis Kent coautor del estudio y miembro del Departamento de Ciencias Planetaroas y Tierra de la Universidad de Rutgers en Nueva Jersey, Estados Unidos, señala que “los ciclos climáticos están directamente relacionados con la forma en que la Tierra orbita al sol y las ligeras variaciones en la luz solar llegan a la Tierra provocando cambios climáticos y ecológicos”. La órbita de la Tierra cambia cada 405 mil años de casi circular a un 5 por ciento más alargada.

La realidad es que cada uno de estos ciclos influyen en el clima, determinando la cantidad de luz solar que incide en cada hemisferio. Es posible que promueva un enfriamiento o un calentamiento del planeta.

Por su parte, Kent sentencia que este fenómeno “está muy abajo en la lisya de tantas otras cosas que pueden afectar el clima en escalas de tiempo que nos importan. Todo el CO2 que vertimos en el aire en este momento es la gran causa obvia. Eso está teniendo un efecto que podemos medir en este momento. El ciclo planetario es un poco más sutil”.

Esther R.

Deja un comentario