El aislamiento social prolongado puede cambiar el cerebro

El pasar mucho tiempo solo o encontrarse en aislamiento social crónico tiene efectos graves sobre la salud mental, dando paso al estrés y la depresión.

Un equipo de investigadores de Caltech en los Estados Unidos han descubierto lo que provoca el aislamiento social, una acumulación de sustancia química concreta en el cerebro, y que al bloquear esta sustancia química se logran eliminar los efectos negativos del aislamiento, lo que corresponde a posibles aplicaciones potenciales para tratar trastornos de salud mental en los seres humanos.

Los experimentos fueron realizados con roedores, confirmando que el aislamiento social prolongado conduce a una amplia gama de cambios de comportamiento, donde se incluye la agresividad, el miedopersistente y la hipersensibilidad a estímulos amenazantes.

Cuando los roedores se encontraban con bajo un estímulo amenazante, por ejemplo, aquellos que habían sido aislados socialmente permanecían inmóviles, con miedo, hasta después que la amenaza había pasado, en cambio los roedores de control volvían a un estado normal poco después que se eliminara la amenaza. El aislamiento social aplicado fue de dos semanas, con uno de 24 horas no se observaron esos efectos; lo cual implica que los cambios corresponden a un aislamiento crónico a largo plazo.

En estudios previos con la mosca de la fruta, expertos habían logrado descubrir que un neuroquímico particular llamado taquiquinina, bajo una estructura similar a los opiáceos, juega un papel crucial en la promoción de la agresión en las moscas aisladas.

En roedores el gen de taquiquinina Tac2 codifica un neuropéptido llamado neuroquinina B (NkB). Tac2 / NkB es producido por neuronas en regiones específicas del cerebro del ratón, como la amígdala y el hipotálamo, que están involucradas en el comportamiento social y emocional.

Los expertos hallaron que el aislamiento crónico conducía a un aumento en la expresión del gen Tac2 y la producción de NkB en todo el cerebro.

Aunque los estudios y experimentos se han realizado con roedores, existen las implicaciones potenciales para comprender la forma en que el estrés y el aislamiento crónico afecta a los seres humanos.

Esther R.

Deja un comentario