Nueva molécula permite acabar con la resistencia de las súper bacterias

La resistencia de las bacterias a los antibióticos se ha convertido en un problema de salud mundial cada vez más grave, y uno de los principales retos de la investigación científica.

En este aspecto, un equipo de científicos ha logrado eliminar la resistencia de una de las bacterias más mortíferas como lo es la Staphylococcus aureus. Es una de las bacterias más mortíferas, siendo un microorganismo que a lo largo de los años ha mutado su ADN para hacerse más resistentes. Se calcula que para el año 2050 los microorganismos causarán diez millones de muertes al año. En la actualidad 700 mil personas mueren cada año infectadas por bacterias superresistentes.

Esta bacteria es resistente a la meticilina, y puede desarrollar meningitis, endocarditis, neumonía, enfermedades de la piel, además de las infecciones que se generan tras una intervención quirúrgica.

Solo dos nuevos tipos de antibióticos se han logrado probar en los últimos 30 años, pero las bacterias se han vuelto más resistentes, y en algunos casos por la automedicación o el uso imprudente de los medicamentos al no realizar el tratamiento según las indicaciones médicas.

El estudio, que se publica en la revista Cell y que ha sido liderado por investigadores del Centro Nacional de Biotecnología (CNB-CSIC), da un paso más en la batalla contra las súper bacterias. Con un método novedoso, los investigadores han creado una molécula que elimina la maquinaria celular que permite a las bacterias ser inmunes a los antibióticos convencionales.

Los investigadores proponen usar las nuevas moléculas y la meticilina de forma combinada en el tratamiento de las infecciones invasivas por súper bacterias. “Se trataría de desmontar primero la resistencia y de atacar después a la bacteria directamente con un antibiótico común. Es interesante porque se abre ante nosotros la posibilidad de combatir las súper bacterias de una forma nueva”, explica Daniel López investigador del CNB.

De acuerdo a la conclusión de los científicos, se pueden usar los antibióticos convencionales para luchar contra las súper bacterias, siempre bajo la combinación de moléculas que se han ideado, reduciendo así la mortalidad causada por las infecciones.

Esther R.

 

Deja un comentario