Hallan las primeras estrellas de la historia del universo

Las primeras estrellas del universo nacieron aproximadamente hace 250 millones de años después de que se produjera la explosión que dio origen al cosmos. Sin embargo, la respuesta a la pregunta ¿cuándo nacieron las primeras estrellas? Se facilitado gracias a la observación a través del telescopio ALMA del Observatorio Europeo Austral (ESO) en Chile, de una galaxia lejana llamada MACS1149 – JD1.

Los investigadores detectaron un débil resplandor emitido por su oxígeno ionizado; para cuando fue detectada la luz infrarroja en la Tierra, su longitud de onda era más de 10 veces mayor que cuando se originó.

Tras estos datos, los expertos dedujeron que la señal fue emitida hace 13 mil millones de años, convirtiéndolo en el oxígeno más distante jamás detectado por ningún telescopio hasta la fecha.

También se logró detectar una señal más débil de emisión de hidrógeno, pudiendo determinar entonces la distancia a la galaxia, lo que fue consistente con la distancua de la observación del oxígeno, lo que convierten a MACS1149 – JD1 en la galaxia más lejana con una medición precisa de la distancia y también en la galaxia más apartada jamás observada.

Nicolas Laporte, investigador de la University College de Londres y coautor del estudio explica que “esta galaxia en un momento en el que el universo sólo tenía 500 millones de años y, sin embargo, ya tiene una población de estrellas maduras. Por lo tanto somos capaces de utilizar esta galaxia para estudiar un período anterior, completamente desconocido, de la historia cósmica”.

Los investigadores reconstruyeron los inicios de las historia de la galaxia MACS1149 – JD1, con el propósito de averiguar cuándo tuvo lugar esta formación temprana de estrellas, usando los datos infrarrojos tomados con los telescopios espaciales Spitzer y Hunnle, hallando que el brillo observado de la galaxia puede explicarse con un mpdelo en el que el comienzo de la formación estelar arranca apenas 250 millones de años después del comienzo del universo.

Esther R.

Deja un comentario