Aminofilina en paro cardíaco por bradiasistolia

Aminofilina en paro cardíaco por bradiasistolia

Evaluar si el uso de aminofilina aumenta la probabilidad de retorno a circulación espontánea (ROSC) en pacientes con paro cardíaco por bradiasistolia.

Aminofilina en paro cardíaco por bradiasistolia: Ensayo clínico con placebo, controlado y aleatorizado
Riyad B Abu-Laban, Caroline M McIntyre, James M Christenson, Catherina A van Beek, Grant D Innes, Robin K, O’Brien, Karen P Wanger, R Douglas McKnight, Kenneth G Gin, Peter J Zed, Jeff rey Watts, Joe Puskaric, Iain AMacPhail, Ross G Berringer, Ruth A Milner University of British Columbia, Vancouver, BC, Canada Lancet 2006; 367: 1577–84 (Mayo 16)

Introducción: Se calcula que Estados Unidos ocurren cada año 155000 casos de paro cardíaco extrahospitalario. De estos, en el 52% de los casos el primer ritmo que se registra es la bradiasistolia y muchos otros que inician con fibrilación ventricular terminan en bradiasistolia después de los intentos de desfibrilación. Aunque sólo el 3% de los pacientes que hacen paro por bradiasistolia sobreviven, de los que sobreviven el 17% iniciaron con bradiasistolia. La adenosina es un nucleótido endógeno que deprime el nodo sinoatrial, bloquea la conducción aurículo ventricular, deprime inhibe la actividad
de marcapaso del sistema His-Purkinje y atenúa la acción de las catecolamicas. La aminofilina es un antagonista competitivo de la adenosina y se ha reportado su uso en algunos pacientes con bloqueo aurículo ventricular, por lo tanto se diseñó un ensayo clínico para evaluar su efectividad en pacientes con paro cardíaco por asistolia.

Objetivo: Evaluar si el uso de aminofilina aumenta la probabilidad de retorno a circulación espontánea (ROSC) en pacientes con paro cardíaco por bradiasistolia.
Diseño: Ensayo clínico prospectivo, aleatoriazado y doble ciego
Métodos: Se ingresaron al estudio 971 pacientes mayores de 16 años con asistoa o actividad eléctrica sin pulso con frecuencias menores de 60 latidos por minuto y que no hubieran respondido al tratamiento inicial con adrenalina y atropina. Se asisgnaron en forma aleatoria 486 pacientes para recibir aminofilina (250 mg y otros 250 mg adicionales si era necsario) y 485 para recibir placebo. Los pacientes fueron ingresados entre Enero del 2001 y Septiembre del 2003.

Se continuó con la resucitación estándar al menos hasta 10 minutos después de que la droga del estiudio fue aplicada.
Se hizo análisis de intensión a tratar.
Resultados: Las características basales de los pacientes y los predictores de sobrevida fueron similares en ambos grupos. La mediana del tiempo desde la llegada del grupo de paramédicos hasta el inicio de la medicación fue de 13 minutos.Findings Baseline characteristics and survival predictors were similar in both groups. La proporción de pacientes quienes retornaron a circulación espontánea (ROSC) fue 24.5% en el grupo de aminofilina y de 23.7% en el grupo placebo (diferencia de 0·8%; 95% CI –4·6% to 6·2%; p=0·778). La proporción de pacientes con taquiarritmias no sinusales después de la administración de la droga fue de 34.6% en el grupo de aminofilina y de 26.2 en el grupo placebo (p=0·004).

La sobrevida al llegar al hospital y la sobrevida al egreso del hospital no fue diferente en ambos grupos.
Conclusión: Aunque la aminofilina aumenta las taquiarritmias no sinusales no se encontró aumento en la proporción de pacientes que retornaron a circulación espontánea (ROSC) después de paro por bradiasistolia.
Interpretación: Este estudio pertenece al grupo de ensayos clínicos bien diseñados con resultados negativos, los cuales algunas veces son erróneamente subestimados. Las bases fisiológicas y teóricas muchas veces conducen a la utilización de medicamentos que pueden tener efectos secundarios y realmente no adicionan beneficio.

Marcela Granados S. MD, FCCM
Unidades de Cuidado Intensivo Fundación clínica Valle del Lili Cali – Colombiamarceuci@asocritico.org

Deja un comentario