Científicos descubren un nuevo órgano vital para el funcionamiento del cuerpo humano

Recientemente, investigadores de la Escuela Universitaria de Medicina de Nueva York en los Estados Unidos, han descubierto un nuevo órgano en el cuerpo humano llamado “intersticio”, que ha resultado ser uno de los mayores órganos del cuerpo humano, junto con la piel; que está compuesto por una estructura de colágeno y elastina, proteínas que ofrecen fuerza y elasticidad; funcionando como un amortiguador para los movimientos de las vísceras, músculos y vasos sanguíneos, que se producen como consecuencia del movimiento natural del cuerpo o por el bombeo de la sangre.

La nueva tecnología conocida como endomicroscopía por láser confocal, permitió observar este órgano como lo es en realidad. siendo una red de tejidos de conexión rellenos de líquidos que se encuentran debajo de la piel y que recubren a otros órganos. Es una red elástica de cavidades rellenas de líquido que recubren los órganos y se encuentra debajo de la piel.

Las células que forman el intersticio producen una porción de líquido que alimenta el sistema linfático siendo fundamental para drenar los líquidos corporales y el funcionamiento del sistema inmune de forma general.

Para Nail Theise, médico e investigador en la Escuela Universitaria de Medicina y coautor del estudio “este descubrimiento tiene el potencial de llevar a avances dramáticos en medicina, incluyendo la posibilidad de que tomar muestras del fluido intersticial se convierta en una potente herramienta diagnóstico”.

El intersticio había pasado por inadvertido por las técnicas de observación anatómica tradicionales, ya que las muestras con productos químicos no permitían su observación, ya que se destruía la estructura; y se hacía referencia que era un “espacio intersticial” entre las células, pero jamás un órgano. Sin embargo, el intersticio es vital para el funcionamiento de todos los órganos y el comportamiento de la mayoría de las enfermedades importantes.

Los investigadores han señalado, que el intersticio se deteriora con el envejecimiento, se pierde la capacidad de producir colágeno y elastina, lo que permite que la piel se arrugue y las enfermedades avancen.

Esther R.

Deja un comentario