El sistema de reproducción de las fresas y su implicación en el origen de todo

fresas-en-una-cesta-156329

Recientemente hemos tenido acceso a una investigación cuyos resultados nos han dejado completamente sorprendidos. Al parecer, los primeros seres complejos que evolucionaron en la tierra no tenían ningún tipo de relaciones sexuales… aunque se reproducían de una manera muy especial.

Según un análisis de fósiles que data desde hace más de 500 millones de años nos aseguran que los organismos pluricelulares que habitaban entonces tenían un sistema de reproducción muy similar al que tienen algunas plantas que podemos encontrar hoy en día en nuestra naturaleza.

A la hora de reproducirse a largas distancias utilizaban lo que se conoce como propágulos (elementos que utilizan actualmente, por ejemplo, los lirios o las patatas). Por otro lado, en el caso de que tuvieran que reproducirse a través de distancias cortas, utilizaban los estolones que utilizan ahora mismo las fresas.

Si retrocedemos hasta hace 635 millones de años nos encontraremos que la tierra era dominada por bacterias así como todo tipo de organismos unicelulares. El registro fósil también nos ha dado información algo confusa: al parecer, en ellos se han encontrado la presencia de algunos seres vivos complejos que, en teoría, no deberían de estar ahí: es cierto que no tenían ningún tipo de estructura ósea pero se tiene claro que estaban mucho más avanzados de lo que se creía posible.

Según se cree, fue el principio de la vida tal y como la conocemos en la tierra. Según las últimas investigaciones, los científicos han descubierto la manera en la que se reproducían estos individuos.

Un hallazgo muy interesante

Los científicos han encontrado toda una serie de fósiles enterrados en Terranova (en Canadá) que, en su día, estuvo completamente cubierta por el mar. Según se especula, estos fósiles datan de los 580-541 millones de años en el tiempo (lo que se conoce como el periodo Ediacárico); de hecho, son los organismos más antiguos que se han encontrado hasta este momento.

Aquí podemos destacar 2 especies de Fractofusus con una apariencia un tanto peculiar. Aparentemente tienen bastante en común con las plantas así como con algunas lapas de mar.

Las opiniones están algo divididas: algunos científicos piensan que, efectivamente, se trata de los primeros animales que habitaron en nuestro planeta… sin embargo, otros aseguran que no reúnen todas las características necesarias como para poder llamarlos de esta manera, además de que no se tienen evidencias suficientes de que realmente haya sido como se empieza a creer.

En cualquier caso, nosotros te invitamos a ir aumentando siempre tus conocimientos en diferentes áreas: puede que te venga bien para tu futuro laboral o simplemente para saber algo nuevo sobre plantas o terapias con plantas. Existen cursos de formación de medicinas naturales que se adaptarán exactamente a lo que has estado buscando.

Te recomendamos que eches un vistazo a todos ellos y seguro que encontrarás uno que te guste. El ser humano necesita estar aprendiendo de forma constante y gracias a estos cursos lo puede llegar a hacer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *